Gastronomía de Galicia; un Camino por descubrir

zamburiñas Galicia 1

Probablemente ya lo sabréis. En caso contrario, lo vais a descubrir con toda seguridad en cuanto pongáis vuestros pies en territorio gallego: aquí se come mucho y muy bien. De hecho, la gastronomía es uno de los grandes atractivos de Galicia, que recibe siempre al visitante con una mesa rebosante de sabores y productos de calidad de lo más variado. Así, uno de los mejores indicadores de la pasión de esta tierra por el buen comer y el buen beber son sus fiestas gastronómicas, que se cuentan por miles de norte a sur y que homenajean desde los productos más típicos y conocidos (pulpo, grelos, vino, queso…) hasta los más singulares: erizo de mar, congrio, uña de cerdo, calabaza o pez espada…

Sin duda el marisco es uno de los productos estrella de nuestra gastronomía. No podía ser de otra forma si tenemos en cuenta que Galicia vivió siempre de cara al mar y que posee 1.300 km de costa en los que acantilados azotados por las olas más bravas de Europa dan paso a las plácidas aguas de nuestras rías. Esa combinación da como resultado ecosistemas únicos de los que nutren los mercados gastronómicos más exigentes. De nuestro mar salen más de 80 variedades de peces y un amplio abanico de mariscos: centollas, lubrigantes, zamburiñas, camarones, ostras, nécoras, almejas, mejillones, navajas…

Si no se os ocurre cómo celebrar vuestra llegada al Obradoiro, os proponemos que lo hagáis con una buena mariscada. Y si el presupuesto alcanza (pues son realmente caros), no dejéis de probar los percebes; un auténtico tesoro de nuestro mar. Su precio está más que justificado, pues son extraídos a mano de las rocas en una lucha cara a cara con las olas en la que los “percebeiros” se juegan constantemente la vida. Entre nuestras recomendaciones también están otros dos platos tradicionales de elaboración sencilla pero sabor exquisito: el bacalao y la merluza a la gallega, que normalmente se sirven cocidos, con un sofrito  y acompañados por “cachelos” (patatas cocidas). Por supuesto, sobra decir que no deberíais marcharos sin probar al menos una ración de pulpo “á feira” en su plato de madera y convenientemente aliñado con aceite de oliva, sal gruesa y pimentón.

percebeiros Galicia

Galicia se ha caracterizado siempre por la dicotomía entre costa e interior, dos mundos completamente diferentes pero que han marcado por igual el desarrollo de esta región y, como no, su gastronomía. Por eso si del mar salen manjares exquisitos, también la tierra nos ofrece productos de calidad que se traducen en ricos platos. Ya que la mayoría de rutas jacobeas atraviesan tierras del interior, tendréis buenas oportunidades para probar la gastronomía propia de cada una de las comarcas, en la que casi nunca faltará la carne de cerdo y de ternera gallega, procedente de una raza autóctona con denominación de origen.

Uno de los platos más conocidos, común a toda Galicia, es el lacón con grelos. Como su nombre indica, se compone de lacón de cerdo, grelos, patatas cocidas y chorizo. Similar, pero mucho más completo, es el cocido gallego. Tanto uno como otro son platos típicos del Carnaval, aunque podréis comerlos en cualquier época del año. Eso sí, acompañados de verdura de temporada, pues los grelos sólo crecen durante un par de meses al final del invierno. Aquellos que paséis por las zonas del centro y sur de Lugo no dejéis de probar el “botelo” y la “androlla”, riquísimos embutidos rellenos con carne de cerdo asada y picada en trozos pequeños, previamente adobada con pimentón, sal y ajo. Se le suele añadir huesos y se embute en una tripa gruesa para luego curarla ahumándola.

Son éstas comidas que agradecen más  que ninguna otra un buen  vaso de vino y un trozo de buen pan. Para eso Galicia es el sitio perfecto. El pan artesano gallego, reconocido y valorado en toda España por su calidad, es mucho más que un acompañamiento; tiene identidad propia. Las variedades más famosas han conservado su sabor y morfología tradicional a pesar de la modernización de los procesos. Os sonará el archiconocido pan de Cea, y probablemente también el pan de Carral, el de Ousá o el de Neda. El éxito de todos ellos se basa en la materia prima utilizada (trigo gallego), en la calidad del agua, el mayor tiempo de fermentación y la cocción, para la que se utilizan en muchas ocasiones hornos de piedra y leña.

empanada galicia

Relacionadas con el pan están las empanadas, el producto que nunca falta en cualquier fiesta o comida familiar que se precie. Normalmente tienen forma redondeada y se sirven como aperitivo o como entrante. Es prácticamente imposible que no os encontréis la empanada entre las primeras propuestas de las cartas de restaurantes y albergues. Consiste en un relleno de diferentes ingredientes previamente elaborados que se meten entre dos capas de masa y se cocinan en el horno. Las más típicas son las de carne, atún o bacalao, aunque en este caso la receta deja mucho margen para  la imaginación a la hora de elaborar el relleno: zamburiñas, mejillones, pollo con champiñones, pimientos, chorizo y queso, manzana…

¡Ánimo! ¡Todavía no hemos llegado al postre! Sabemos que vuestro estómago está lleno pero no podéis dejar de probar algunas de nuestras sobremesas típicas. Las filloas (dulces o saladas) son una de ellas, un postre muy simple elaborado a base de agua o leche, huevo y harina que tiene sus orígenes en la época romana. Pueden acompañarse de miel, membrillo, mermelada, chocolate e incluso nata. Entre las tartas más populares están la de Santiago, elaborada a base de almendra molida, y la de Mondoñedo (Lugo), hecha con hojaldre, frutos secos y frutas escarchadas; ambas muy demandadas incluso fuera de Galicia. Además de los dulces propiamente dichos nunca se puede renunciar al queso fresco o curado, que se come por igual como aperitivo, merienda o postre, caso este último en el que se suele acompañar de membrillo.

Como sabéis, la gastronomía no sólo consiste en comer, sino en disfrutar de ello desde el conocimiento de los productos que tenemos sobre el plato y del modo en que han sido cocinados. No siempre es fácil cuando se viaja acceder a esa cara B de la cocina donde, nunca mejor dicho, se cuece lo importante. En Galician Roots os damos la oportunidad de realizar una verdadera inmersión en la gastronomía gallega a través de diferentes talleres demostrativos y prácticos que os permitirán acercaros a la elaboración de algunos de nuestros platos más representativos, como el pulpo, los mariscos, la empanada, el pan o los dulces típicos.

https://galicianroots.com/index.php/es/pagina/id/24/gastronomia

¡Buen camino y buen provecho!

Tarta de Santiago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *