El Camino francés, una ruta a tu medida

DSC_3021

Completar el Camino de Santiago nunca ha sido coser y cantar. Incluso en épocas recientes alcanzar con éxito la Plaza del Obradoiro podía convertirse en una hazaña épica digna del propio Ulises: toda una odisea.

A muchos os lo habrán contado y otros, probablemente, lo hayáis vivido en vuestras propias carnes: los tiempos en los que encontrar alojamiento era una misión casi imposible y las mochilas nos torturaban la espalda sin compasión. Los tiempos en los que éramos botiquines andantes con soluciones caseras para nuestros pies e improvisábamos masajes para unas piernas demasiado castigadas.

Las cosas han cambiado mucho en poco tiempo, sobre todo en lo que al Camino Francés se refiere. La creciente afluencia de peregrinos ha hecho florecer en esta ruta todo un abanico de servicios que facilitan el tránsito hacia Santiago a la par que respetan esos dos componentes tan importantes en toda peregrinación: el esfuerzo y el sacrificio.

Quizás el cambio más importante se haya producido en la oferta de alojamiento, con mayor variedad y un incremento considerable en el número de albergues, tanto públicos como privados. En temporada alta resultan insuficientes pero las alternativas son muchas: desde las pensiones y hoteles que podréis encontrar en cada uno de los pueblos por los que pasa el camino hasta las casas rurales, cada vez más numerosas tanto a los pies de la propia ruta como en sus inmediaciones.

Transporte mochilas Galician Roots

Las mochilas ya no tienen por qué ser una carga: uno de los servicios que encontraréis con mayor facilidad es el transporte de equipajes, que podréis completar con coche de apoyo si es necesario, asistencia en viaje e incluso seguros que os cubrirán durante los días que dure el trayecto. De gran utilidad resulta también el traslado al punto de inicio del camino una vez que lleguéis al aeropuerto de Santiago, donde os dejarán de nuevo cuando finalicéis el peregrinaje. Además, en la actualidad es posible contratar sesiones de fisioterapia para revitalizar cuerpo y mente, solicitar el acompañamiento de un guía (si no queréis perderos ningún detalle del camino) e incluso alquilar bicicletas si lo vuestro es hacer la ruta sobre ruedas.

El camino se abre ante nosotros con un sinfín de posibilidades para que cada uno lo vivamos y lo disfrutemos de la mejor forma. Las opciones son muchas y en Galician Roots lo sabemos. Por eso hemos ideado tres paquetes que ofrecen tres formas muy diferentes de completar los últimos 100 kilómetros del Camino Francés. Y si ninguno de ellos os convence, siempre estará esperándoos un camino a vuestra medida. Encuentra toda la información sobre nuestros viajes y servicios en www.galicianroots.com

fisioterapia Camino Santiago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *